domingo

A mi amigo


Vaya este recuerdo a mi fiel amigo,
mi amigo, el no presente;
nunca pensé que te lloraría tanto la ausencia.
Ni imaginarlo
que doliera tanto bracear en el vacío,
de rabia,
por querer estar contigo aquí mismo,
decirte “hola amigo, qué día bonito el de hoy”.
Y que me respondieras simplemente
con esa mirada atenta
que te hacía ser tú mismo
y no cien mil otros.

Recordar tu lealtad me conmociona
y no puedo contener el llanto;
duele aún la vida que dejaste atrás sobre mis manos
en un domingo, como hoy, que nunca cesa.

Vaya este recuerdo a mi fiel amigo,
con todo el amor que pude aún haberte dado.
No hay amigo más fiel que el perro, dicen,
quien alegre te acompaña hasta el desierto mismo.
Y yo sólo puedo afirmarlo.


4 comentarios:

  1. Muy emotivo, me acuerdo que tiraba el perro paseaba a tu padre, pedazo perro decia yo mismo cuando lo veia, tenia cara de bondadoso, un gran perro si, mucha gente se compra un perro cuando se le muere el que tenia para evitar acordarse, pero yo creo que cada perro nos deja una huella imborrable y comprandose otro lo que hacemos es tapar esos sentimientos tan fuertes y tan devastadores, un perro lo es todo, mas perfecto que un humano, la unica diferencia es que no tiene intencion de herirnos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún le echo de menos... AY!

      Eliminar